RSS

Jornada, descansos, vacaciones e interrupciones.

12 abr

RESUMEN: JORNADA, DESCANSOS, VACACIONES E INTERRUPCIONES:

JORNADA:

Concepto:

La relación laboral es de duración continuada (ya que nace para durar en el tiempo, ya sea de forma determinada o indefinida). Puesto que la relación laboral no puede hacerse de forma ininterrumpida durante ese tiempo, es necesario establecer límites. Este es, precisamente, el sentido de la regulación de la jornada de trabajo: establecer la duración de la prestación diaria del trabajador. Es importante señalar que esta idea se ve reforzada por la posición de los poderes públicos que, conforme al artículo 40.2 CE, tienen la misión de garantizar “el descanso necesario” mediante la “limitación de la jornada laboral”

Regulada básicamente en los artículos 34 a 36 ET, la jornada cuenta con otras normas de ordenación, incluyendo la normativa europea, que en los últimos años ha  traspuesto un gran número de directivas a nuestro ordenamiento (véase Directiva 2003/88 de 4 de noviembre de 2003, Directiva 94/33/CE, de 22 de junio de 1994…)

Duración del tiempo de trabajo:

La regulación del tiempo de la prestación parte de la fijación de un límite máximo que no podrá ser superado. No obstante, no sería correcto hablar de una única jornada máxima, puesto que hay varias, establecidas en función de diversos factores (edad, horario nocturno…). La duración del tiempo de trabajo podrá verse reducido para conciliar la obligación del trabajo con intereses personales y, al contrario, podrá verse ampliado (dentro de ciertos límites) mediante las llamadas horas extraordinarias.

 Jornadas máximas de trabajo:

Fruto de la articulación de normas estatales y de las contenidas en los convenios colectivos,  las jornadas máximas de trabajos han quedado recogidas en el Estatuto de los Trabajadores. Así, el artículo 34.1 ET establece que “la duración de la jornada de trabajo será la pactada en los convenios colectivos o contratos de trabajo” y “la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo será de cuarenta horas semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual”. Por su parte, el artículo 34.3 ET establece que “el número de horas ordinarias de trabajo efectivo no podrá ser superior a nueve diarias, salvo que por convenio colectivo o, en su defecto, acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores, se establezca otra distribución del tiempo de trabajo diario, respetando en todo caso el descanso entre jornadas”.

Además, se establece una especialidad para los trabajadores menores de dieciocho años, que no podrán realizar más de ocho horas diarias de trabajo efectivo, incluido el tiempo de formación.

Jornadas especiales:

Determinadas actividades, por la índole o por las circunstancias de los servicios prestados, no están sometidas a las normas generales sobre jornada, sino a los preceptos del RD 1561/1995, de 21 de septiembre, sobre jornadas especiales de trabajo (RJE).

El RD 1561/1995 prevé ampliaciones y limitaciones de la jornada laboral en una serie de sectores de actividad. Así, se contemplan ampliaciones de jornada para los empleados de fincas urbanas, guardas y vigilantes no ferroviarios, trabajo en el campo, comercio y hostelería, transporte en general…

Por contra, se prevén limitaciones de la jordana para tutelar la integridad física del trabajador en los casos siguientes: trabajos en el interior de las minas, en cámaras frigoríficas y de congelación…

 

Reducciones singulares de la jornada por razones personales y familiares:

A las reducciones de jornada establecidas por el RJE, justificadas por la mayor dureza de la prestación, se añaden otras distintas, basadas en las circunstancias personales o familiares del trabajador. El artículo 34.8 ET reconoce el derecho del trabajador a “adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los términos que se establezcan en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo previsto en aquella”. A esta regla general, cabe añadir los siguientes supuestos dotados de un régimen legal específico:

  • Disminución de la jornada por lactancia de un hijo menor de nueve meses (art. 37.4 ET)
  • Disminución de la jornada por razones de guarda legal de menores, familiares o disminuidos (art. 37.5 ET)
  • Disminución de la jornada para recibir información en materia de prevención de riesgos laborales (art. 19.4 ET y 19 LPRL)

 

Distribución del tiempo de trabajo:

Cuestión relacionada con la jornada laboral es la distribución del tiempo de trabajo. Los aspectos más destacados de su régimen jurídico son:

  1. 1.      Calendario laboral y horario de trabajo: El calendario laboral es un documento elaborado por la empresa de forma anual en el que se establecerá los días de descanso, fiestas y otras jornadas en las que no se trabaja. Por su parte, el horario será el medio de fijar el momento inicial y final de trabajo para cada jornada. Será distinto para cada empresa, dependiendo de la actividad a la que se dedique. El ET no contiene una regulación general y completa del horario (probablemente, por las dificultades para establecer un régimen común). 
  2. 2.      Modalidades de horario de trabajo: jornada continuada, jornada partida, horario flexible: La jornada continuada es aquella que se realiza ininterrumpidamente, mientras que la jornada partida se divide en dos fracciones, con una interrupción entre ellas que se corresponde con la hora del almuerzo. Finalmente, en el modelo de horario flexible el trabajador debe estar presente en su puesto de trabajo en determinadas horas, pudiendo completar el resto de ellas en el momento de su elección.
  3. 3.      Trabajo nocturno: se define en el ET (art. 36.1) como “el realizado entre las diez de la noche y las seis de la mañana”. Este tipo de trabajo cuenta con unas normas específicas recogidas por el ET entre las que se incluye la de la retribución (art. 34.2 que señala que “tendrá un retribución específica que se determinará en la negociación colectiva). Las razones para mejorar las condiciones del trabajador nocturno se basan en la idea de que el trabajo realizado a esas horas es materialmente más penoso.
  4. 4.      Turnos de trabajo: Es también materia de horario la de los turnos de trabajo, modalidad de organización de las prestaciones laborales en la empresa justificada por la necesidad de atender con sucesivos equipos de trabajadores una actividad productiva que se prolonga las veinticuatro horas diarias. Para estos casos, el art. 36.3 ET permite dos formas distintas de organizar y cubrir los turnos de trabajo: bien mediante la formación de “equipos de trabajadores que desarrollen su actividad por semanas completas” (con el descanso posterior); bien, en segundo lugar, “contratando personal para completar los equipos necesarios durante uno o más días a la semana”

Horas extraordinarias:

Según el artículo 35.1 ET, tendrán la consideración de horas extraordinarias aquellas horas de trabajo que se realicen sobre la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo aplicable (legal, convencional o contractual) en tanto superen las horas de trabajo que para cada día se hubiera fijado en el calendario laboral.

Las características básicas de las horas extraordinarias se pueden enumerar del siguiente modo: Efectividad del trabajo, debe existir, por tanto, un prestación efectiva de la actividad laboral; Superposición al trabajo ordinario, que se realicen al finalizar la jornada laboral; Voluntariedad, por lo que el trabajador podrá negarse a prestarlas; Limitación del número máximo, que establece el art. 35.2 ET; Retribución mínima, con una retribución no inferior a determinados mínimos; Obligación de registro e información, establecido para el empresario en el art. 35.5 ET

 

DESCANSO SEMANAL, VACACIONES E INTERRUPCIONES:

  • Pausas durante la jornada de trabajo: Será de 15 minutos mínimos siempre que la jornada diaria continuada exceda de 6 horas. Para los trabajadores menores de 18 años, el descanso deberá tener una duración mínima de 30 minutos.
  • Descanso entre jornadas: Establece el art. 34.3 ET que el descanso entre jornadas será al menos de 12 horas. No podrá limitarse este período por convenio colectivo ni por acuerdo individual. El RD 1561/1995 contempla una serie de supuestos especiales en los que el período de descanso entre jornadas se ve alterado.
  • Descanso semanal: Recogido en el art. 37.1 ET, se establece un descanso semanal de un día y medio ininterrumpido, lo que supone la imposibilidad de fraccionar dicho descanso. Motivos vinculados con la tradición y las costumbres religiosas imperantes en nuestro país son los responsables de que el día de descanso se entienda que ha de ser el domingo. Para los trabajadores menores de 18 años, según el art. 37.1 ET, el descanso semanal será, como mínimo, de dos días ininterrumpidos. Por supuesto, el descanso semanal será siempre retribuido.
  • Días festivos: El art. 37.2 ET reconoce a los trabajadores el derecho a no prestar trabajo en los días de fiestas laborales. Dichas fiestas, cuyo número al año no puede superar las 14, se fijan por las Administraciones estatales, de las Comunidades Autónomas y de la Administración local. Los festivos laborales de ámbito nacional se contienen en el art. 45 RD 2001/1983. Los festivos laborales de ámbito autonómico podrán sustituir cualquiera de las fiestas de carácter nacional, salvo las fijadas reglamentariamente. Finalmente, los festivos de carácter local, serán dos días, fijados por la autoridad competente, a propuesta del Pleno del Ayuntamiento correspondiente. Por supuesto, las fiestas laborales serán retribuidas y no recuperables, y la transgresión de las normas en materia de descanso en festivos constituye una infracción grave en materia laboral.

 

VACACIONES ANUALES:

El régimen jurídico del derecho a vacaciones se encuentra contenido en el art. 40.2 CE, 38 ET, 125 y 126 LPL, así como en la Directiva 2003/88/CEE (art. 7), en el Convenio nº 123 OIT y en el Convenio nº 146 OIT.

El período vacacional es un supuesto de interrupción del contrato de trabajo que tiene como finalidad la de proporcionar un periodo de descanso anual remunerado, en el que el trabajador pueda recuperarse del desgaste psicofísico que origina el desarrollo de la actividad laboral.

De este modo, el artículo 38.1 ET reconoce a los trabajadores el derecho a las vacaciones anuales, siendo necesario matizar este concepto: El hecho de que las vacaciones se definan como anuales significa que se tiene derecho a ellas por cada año de trabajo (el derecho se adquirirá tras cumplir un año completo de trabajo y se disfrutará al siguiente); caducidad de su ejercicio (supone que la falta de disfrute conllevará su pérdida y la imposibilidad de acumulación de las mismas  con las de años sucesivos).

Otras características destacadas de las vacaciones anuales son:

  • Imposibilidad de sustitución por compensación económica: conforme al art. 38.1 ET, el disfrute del periodo de descanso no es susceptible de sustitución por una retribución o compensación en metálico. Así, serán nulos los pactos individuales o colectivos y toda decisión unilateral que suponga la sustitución de vacaciones por una cantidad en dinero. Sobre este tema hay discusión entre el ET y la doctrina judicial, que ha admitido excepciones en casos concretos.
  • Carácter retribuido del descanso anual: respecto a esta cuestión, la doctrina judicial acude al art. 7.1 Convenio nº 132 OIT conforme al cual el trabajador tiene derecho a percibir durante el disfrute de sus vacaciones la remuneración normal o media que perciba a lo largo del año, aunque esta norma sólo es aplicable en defecto de convenio colectivo.
  • Duración: Esta será, como mínimo, de 30 días naturales por año trabajado. En caso de que la prestación laboral no alcance la duración de un año, el derecho a vacaciones devengado será proporcional al tiempo trabajado.
  • Procedimiento aplicable para determinar el momento de su disfrute: el art. 38.2 ET establece que el periodo o periodos de vacaciones se fijarán de común acuerdo entre empresario y trabajador teniendo en cuenta lo previsto en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.
  • Calendario de vacaciones: El art. 38.3 establece la obligación empresarial de fijar el calendario de vacaciones. El trabajador tiene derecho a conocer las fechas de disfrute de sus vacaciones (con al menos dos meses de antelación a su disfrute).
  • Proceso de vacaciones: Para los casos de desacuerdo sobre la fecha de disfrute de las vacaciones, la LPL prevé un procedimiento específico, preferente y sumario, para que la jurisdicción competente resuelva la controversia.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Martín Valverde, A. Rodríguez-Sañudo, F. García Murcia, J. Derecho del Trabajo, Tecnos, Madrid.

Mercader Uguina, J. Lecciones de Derecho del Trabajo, Tirant lo Blanch, Valencia

Miembro: Alfonso Merino Arias

About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 12, 2011 en Resúmenes

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: